Historia del sistema colombiano de salud

Según la enciclopedia en línea Wikipedia, el primer médico licenciado, Álvaro de Aunón, llegó a Nueva Granada procedente de Sevilla, España, en 1597 y permaneció en el país durante un breve período de tiempo. Al mismo tiempo, Pedro López Buiza abrió la primera farmacia de Colombia en la plaza principal de Bogotá.

Comienzos de la atención médica

En 1636, Rodrigo Enríquez de Andrade comenzó la primera facultad de medicina, en el Colegio San Bartolomé, con poco éxito debido a los prejuicios contra la carrera médica en la cultura española, donde era considerada vulgar y propia de la gente de clase baja. La mayor parte de la práctica médica en el país fue proporcionada por personas sin educación formal. El primer libro médico escrito en Colombia fue “Tratado de medicina y modelo de curar en estas partes de Indias” de Pedro Fernández de Valenzuela (1662).

En 1740, don Vicente Tomás Cansino inició el programa médico en la Universidad Nuestra Señora del Rosario. La atención médica de la época se realizaba casi exclusivamente en los hogares particulares de los pacientes por la a la falta de instituciones sanitarias.

El primer hospital en Colombia fue el Hospital San Pedro, en la capital, Bogotá. En 1564 entró en funciones el nosocomio, construido por el obispo Juan de los Barrios. En 1739 se inauguró el Hospital San Juan de Dios de Bogotá[8], construido por fray Pedro Pablo Villamor.

En 1877, Anna Galvis Hotz se convirtió en la primera mujer colombiana en obtener el título de Doctora en Medicina después de graduarse en Berna, Suiza, ya que las mujeres no podían asistir a la universidad en Colombia en ese momento. En 1925, Paulina Beregoff se convirtió en la primera mujer en obtener el título de Doctora en Medicina de una institución colombiana, la ruso-americana, graduada de la Universidad de Cartagena. En 1945, Inés Ochoa Pérez se convirtió en la primera mujer colombiana en obtener el título de Doctora en Medicina de una institución colombiana graduada de la Universidad Nacional de Colombia.

Los estándares de salud en Colombia han mejorado mucho desde la década de 1980. Una reforma de 1993 hizo una transformación de todo el sistema de salud hasta el momento. Como resultado, los empleados han sido obligados a pagar a planes de salud a los que los empleadores también contribuyen.

Aunque este nuevo sistema ha ampliado la cobertura de la población por el sistema de seguridad social y sanitaria del 21% (antes de 1993) al 56% en 2004 y al 66% en 2005, persisten las disparidades en materia de salud, y las tasas de mortalidad de los pobres siguen siendo relativamente elevadas.

La cirugía refractiva queratomileusis fue desarrollada por Ignacio Barraquer en 1964 en Bogotá. El 10 de enero de 1985, el Dr. Elkin Lucena realizó con éxito la primera fertilización in vitro, que permitió el nacimiento de la primera bebé latinoamericana de probeta, Carolina Méndez. El Dr. Alberto Villegas realizó el primer trasplante de corazón en Latinoamérica el 14 de diciembre de 1985.

El Dr. Manuel Patarroyo recibió los Premios Príncipe de Asturias por su investigación técnica y científica en el desarrollo de la vacuna contra la malaria.

En 2002, Colombia contaba con 58.761 médicos, 23.950 enfermeras y 33.951 dentistas; estas cifras equivalían a 1,35 médicos, 0,55 enfermeras y 0,78 dentistas por cada 1.000 personas, respectivamente. En 2005, se informó que Colombia tenía sólo 1,1 médicos por cada 1.000 habitantes, en comparación con un promedio latinoamericano de 1,5. Dentro de este sistema es que se encuentra EPS Protección y por los cuales asesoramos a los usuarios sobre como obtener sus certificados.

Situación de la salud pública

Los residentes urbanos y rurales experimentaron diferencias significativas en el acceso a la atención médica. La cobertura en Bogotá, Medellín y Cali- fue de casi el 95 por ciento. A nivel rural, los mejores servicios fueron prestados por los departamentos de las zonas cafeteras. En el fondo de la escala -en términos de calidad y cobertura- estaban las zonas rurales de las regiones no andinas, así como los barrios marginales de las ciudades medianas y pequeñas.

Desde 2001-2 Colombia ha reducido a la mitad su tasa de homicidios, que era de más de 60 por cada 100.000 habitantes, o 28.837, en 2002, una de las tasas de homicidio más altas del mundo. En 2006 se registraron 17.206 muertes violentas, la cifra más baja desde 1987. Además del homicidio, las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte prematura, seguidas de los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades respiratorias, los accidentes de tráfico y la diabetes. Las enfermedades transmitidas por el agua, como el paludismo cerebral y la leishmaniasis, son frecuentes en las tierras bajas y en las zonas costeras. La inmunización infantil contra el sarampión en 2004 como porcentaje de los menores de 12 meses de edad fue del 92%.

 

Historia del sistema colombiano de salud
5 (100%) 2 vote[s]